Quantcast

La historia de 'Daria' contada a través de sus creadores

Cómo los escritores, actores y animadores del programa crearon a la chica que protagonizaría la serie más guay y duradera de MTV.

Allie Conti

Allie Conti

A mediados de 1994, MTV necesitaba hacer algo como Daria. El canal estaba disfrutando del éxito de Beavis y Butt-Head, la icónica creación de Mike Judge sobre un par de idiotas obsesionados con los videoclips y las explosiones, pero aunque parecía que todos los críos del mundo lo veían, a muy pocas chicas les interesaba. Fue allí donde entró Daria Morgendorffer: un dibujo rápido realizado en la parte de atrás de un plato de cartón que se convirtió en un personaje recurrente de Beavis y Butt-Head y, finalmente, en la estrella de una serie independiente.

Daria fue creada por los alumnos de Harvard Glenn Eichler y Susie Lewis, que pasó sus días en la Universidad de Temple haciendo dibujitos de los logos de MTV en sus cuadernos hasta que un compañero de clase sugirió que se presentara a un puesto de becaria que ofrecía el canal. La inteligencia de Eichler, combinada con la astucia callejera y el conocimiento de la cultura pop de Lewis, recuerdan una dinámica parecida a la de Daria y su mejor amiga, Jane Lane. Consiguieron que su proyecto funcionara sin que Mike Judge les echara una mano.

Daria terminó siendo el programa más largo que salió del departamento de animación de MTV, superando incluso a Beavis y a otros programas como Celebrity Deathmatch. Aunque MTV continuaría produciendo otros dibujos animados, muchos no duraron ni una temporada y ninguno alcanzó el mismo éxito que Daria. El pasado 3 de marzo Daria cumplió 20 años, así que decidí llamar a toda la gente que estuvo detrás de este clásico para preguntarles cómo se hizo y por qué MTV probablemente nunca tendrá otra gran obra animada de este calibre.

El productor de Beavis, David McGrath, en el piso más alto de lo que ahora es el Hotel y Torre Internacional Trump. Foto por William Hartman

David Felton, guionista de Beavis y Butt-Head y creador del personaje de Daria Morgendorffer: La razón por la que MTV tuvo que hacer programas largos fue porque era la única forma de conseguir mucha audiencia, y tener un buen índice de audiencia era la única manera de obtener publicidad.

Abby Terkuhle, fundadora y presidenta de MTV Animation: Tuve un profesor en la universidad que me introdujo a la animación de Europa del Este, así como a la animación que se utilizaba para comunicar asuntos políticos y sociales, lo que no siempre se veía en Disney o en Estados Unidos. Vi la posibilidad de dirigir la animación a un público mayor y no solamente a los niños.

Glenn Eichler, coproductor ejecutivo: Cuando se estrenó Beavis y Butt-Head tuvo tanto éxito que empezaron a necesitar guionistas. Teníamos un departamento editorial, así que de repente todos se convirtieron en guionistas de animación.

John Garrett Andrews, supervisor de producción: Uno de los primeros comentarios de la presidenta de MTV, Judy McGrath, fue que [Beavis y Butt-Head] no tenía ningún personaje inteligente, ni mujeres, ni niñas.

Felton: Beavis y Butt-Head eran muy sexistas. A las mujeres no les gustaba el programa porque solamente hablaban de tetas, aunque [los personajes] eran tan pardillos que nunca tenían relaciones sexuales. No creo que hubieran sabido qué hacer si hubieran tenido la oportunidad [de tener sexo].

Susie Lewis, coproductora ejecutiva: No creo que hubiera visto Beavis y Butt-Head si no fuera porque trabajaba seleccionando los vídeos que salían en la serie.

William Hartland, guionista gráfico: Tenía una amiga en la escuela de arte a quien encargaron que hiciera una animación de algo realmente sexista para Beavis y simplemente se negó. Ella dijo: "No puedo hacerlo".

Andrews: Por aquel entonces, Mike Judge no estaba muy seguro de querer dibujar personajes femeninos. Un día, tuvimos una reunión en el estudio y dibujé una versión de Daria en un plato de cartón.

Tracy Grandstaff, voz de Daria Morgendorffer: Yo era la única guionista femenina en el equipo de Beavis, así que fui la única opción para hacer de Daria. Por supuesto, Janeane Garofalo, del Ben Stiller Show, fue una influencia para Daria. Y también lo fueron mi propio diálogo interno desde el instituto y Sara Gilbert de Roseanne, probablemente más que nadie.

Felton: En mi guion, Daria tenía que trabajar con Beavis y Butt-Head en un experimento científico porque su proyecto era un desastre. Parecía interesante que la persona que les brindara su ayuda fuera una mujer, pero no un objeto sexual. Sin duda no pensaban en ella en términos sexuales, le preguntaban sobre cosas sexuales, pero la llamaban "Diarrea" en lugar de "Daria".

El equipo de Beavis y Butt-Head relajados en Central Park, en 1995. Foto por William Hartland.

Andrews: En el verano de 1994 o 1995 nos empezamos a dar cuenta de que MTV necesitaba un programa para chicas. Los críos ya tenían Beavis y Butt-Head.

Grandstaff: MTV estaba pasando por una etapa en la que estaba teniendo muchos problemas por no representar a las mujeres en algo que no fuera el Spring Break.

Eichler: Hicieron una serie de animación llamada Æon Flux, protagonizada por una superheroína que llevaba 5 centímetros de tela como traje. No tenían ni la más mínima idea de lo que las mujeres jóvenes querían ver.

Andrews: Hicimos cinco episodios piloto con mujeres protagonistas. Había uno llamado Sneeze Louise, que era una muchacha que estornudaba cuando la gente mentía. Había otro llamado Dracworld, que era una especie de precuela de Crepúsculo. Había uno llamado Missy, la chica de dos cabezas que tenía dos personalidades en un mismo cuerpo, y otro que simplemente se llamaba Cartoon Girl. Estábamos a punto de quedarnos sin dinero para los pilotos después de que los cuatro primeros fueran eliminados y le dije a Abby Terkuhle: "¿Por qué no damos su propia serie a Daria?". Se mostró abierto a esa posibilidad, así que le llamé a Mike Judge y me dijo: "No me importa, siempre y cuando yo no tenga que hacer nada". Teníamos dinero para hacer un guion gráfico y una canción, era suficiente para conseguir lo que teníamos pensado.

Wendy Hoopes, voz de Jane Lane, Helen y Quinn Morgendorffer: Me acababa de licenciar en la Universidad de Nueva York y mandé una cinta a MTV con una carta diciendo que me encantaría hacer voces en Beavis y Butt-Head, pero que también sería genial hacer una serie de chicas en ese sentido, pero inteligente. Recibí una llamada, pero estaba fuera de la ciudad, así que les pedí que me consideraran para el futuro. Más o menos seis meses después, recibí una llamada de Susie Lewis en la que me dijo que ella y Glenn estaban haciendo un spin-off [de Beavis y Butt-Head]. Entré, hablamos de varios personajes diferentes y estuve probando algunas voces para Quinn, Jane y Helen. Creé aquellas voces sentada en una sala con ella, escuchando cómo percibía a los personajes.

Eichler: En el piloto, Sealed with a Kick,el quarterback Kevin insulta a Daria y entonces ella le hornea unas galletas y consigue una especie de venganza.

Andrews: A Daria le fue muy bien con los episodios piloto, pero a MTV no le gustó el hecho de que quienes parecían disfrutarla más fueran niños de secundaria. Decían que su audiencia principal tenía entre 18 y 24 años, pero los de esa edad o están en la universidad o acaban de salir de ella. No veían MTV, estaban ocupados teniendo una vida.

Eichler: Creo que parte del éxito estuvo en que la reconocieron porque salía en Beavis y Butt-Head. Tuvo suerte, se podría decir.

Andrews: Cuando decidieron hacer el spin-off, se lo ofrecieron a Glenn Eichler, en parte porque era un gran fan de Es mi vida. Tenía una idea de quién sería este personaje si lográbamos construirla. Glenn era el polo opuesto de Mike Judge, que llegó de Texas, se hizo a sí mismo, aprendió animación él solo y estudió comedia viendo a Letterman. Glenn era un tipo de Harvard y, para ser sincero, a Mike no le caía muy bien.

Hoopes: La animación que hicimos fue bien recibida. De hecho me preguntaron si quería escribir en el programa, pero soy actriz de profesión.

Lewis: Glenn y yo estábamos muy involucrados en el piloto, así que nos preguntaron si queríamos hacerlo.

Los co-creadores de Daria, Susie Lewis y Glenn Eichler, en las oficinas de MTV Animation en Nueva York. Foto cortesía de Susie Lewis.

Felton: Glenn es un buen escritor, mucho más culto [que yo]. Yo soy buen escritor, pero de cosas estúpidas.

Grandstaff: Daria en realidad era un hombre de 40 años que vivía en Bloomfield, Nueva Jersey. Ella es Glenn Eichler en todos los sentidos.

Terkuhle: Cuando pienso en Daria me imagino a Glenn Eichler con vestido.

Lewis: Siento que le di fama al programa, porque yo era más de la edad de los personajes en ese momento. También había visto casi todos los videoclips que ponían en MTV, porque ese era mi trabajo en Beavis.

Hoopes: Creo que Daria fue una combinación de Glenn y Susie. Eso era lo hermoso de Daria, había mucho sentimentalismo escrito en los personajes, no solo una generación de pensamiento.

Karen Disher, supervisora de dirección: MTV emitió una convocatoria a todos los artistas del estudio invitándoles a presentar ideas del aspecto que tendría Daria si se alejaba de Highland y vivía en su propio universo. La única regla era que siguiera siendo reconocible, pero un poco menos desarreglada y un poco más astuta.

William Hartland, guionista gráfico: Lo único que conservaron de mis bocetos fue el hecho de que usara unas plumas japonesas para crear líneas realmente gruesas.

Los bocetos que el animador William Hartland sugirió para el aspecto de Daria pero que no fueron elegidos.

Disher: Finalmente lo redujeron a tres opciones antes de elegir a mi Daria. Para un animador tradicional, trabajar en la serie habría sido muy frustrante, porque podría haber querido ser más libre pero era un estilo muy restringido. Estaba destinada específicamente a que diera la sensación de ser un pedacito de la vida real.

Hartland: Me gustan las animaciones hechas con belleza, pero Daria simplemente no hablaba de eso, era sobre el diálogo y lo que estaba sucediendo en ese momento. Solo duré una temporada.

Andrews: Real World y Road Rules eran algo grande en ese momento y esos programas usaban cualquier música que estuviera siendo popular en la televisión, así que ese fue el enfoque que dimos a Daria.

Lewis: Era un momento en el que las discográficas solo querían que MTV pusiera su música. Recuerdo usar "Girls Just Wanna Have Fun" en una escena del centro comercial con Quinn, pero aparte de eso siempre quise escuchar música diferente [en el programa]. Escuchaba durante horas CD que me mandaban, buscando la letra perfecta que fuera acorde con la animación.

Janet Wygal, vocalista y guitarrista de Splendora: Tuvimos que escribir y básicamente hacer una audición para crear la canción. La chelista de nuestra banda, Cindy Brolsma, era productora de Daria, así que había un poco de nepotismo involucrado. Tuvimos que competir contra otras bandas y, aunque no sé cuáles eran esas bandas, puedo imaginar que muchas de ellas tenían conexiones con el programa, ya que no hubo una convocatoria pública, hasta donde sé.

Andrews: Las Splendora trabajaron junto con Glenn Eichler, que fue quien escribió las letras. Cindy estaba segura de que a Janet y a la banda se les ocurriría algo bueno.

La banda Splendora. De izquierda a derecha: Cindy Brolsma, Jennifer Richardson, Janet Wygal, Tricia Wygal, Delissa Santos. Crédito de la foto: Patricia Brolsma.

Janet Wygal: Escribimos cinco versiones diferentes de "You're Standing on My Neck" que nadie ha oído nunca. Hay cierta inexpresividad en la calidad de la voz de la canción de la serie: había emoción, pero era agridulce y satírica. Era una mezcla de dos estilos, porque nuestra banda ya tenía un poco de eso.

Tricia Wygal, vocalista y bajista de Splendora: MTV quería una banda que fuera casi desconocida. Cuando nos dieron las letras, era difícil hacer que las canciones sonaran auténticas, como si fueran nuestras. Nunca habíamos escrito nada así.

Eichler: Escribir Daria fue un poco más complicado que Beavis, porque de repente escribíamos guiones de comedia de media hora. Pero leí un par de libros de guion y me atreví. Lo que estoy tratando de decir es que no es tan difícil como parece.

Andrews: Era un sentimiento muy de colegio. Aprendimos sobre la marcha a gestionar un estudio de animación.

Hoopes: Yo llevaba inventando voces de dibujos animados desde que era pequeño, aunque nunca lo había hecho profesionalmente antes de Daria.

Julián Rebolledo, voz de Jake Morgendorffer: Probablemente fue mi segunda audición. Me hicieron grabar voces para cada profesor masculino. Nunca tuve una voz joven, incluso a los 20 años ya sonaba maduro.

Marc Thompson, voz de Kevin Thompson, el Sr. Demartino y el Sr. O'Neill: Daria fue mi primer trabajo de voz en off. Había un letrero en la NYU diciendo que MTV estaba haciendo un casting para unos dibujos animados sobre vampiros, había un número de teléfono y se suponía que literalmente la audición era a través del buzón de voz. Ese programa finalmente no entró en producción, pero me dijeron: "Oye, ¿por qué no te presentas a este también?".

Andrews: En ese momento, MTV no hizo nada con los actores del SAG [Gremio norteamericano de actores teatrales]. Cuando empezamos con Beavis y Butt-Head, solíamos ir a los clubes de comedia y tratar de encontrar gente con voces interesantes.

Lewis: Hicimos que vinieran a la audición varios niños estudiantes de secundaria.

Rebolledo: Cuando vi las animaciones del aspecto que tendría Jake, me recordó tanto a Jimmy Stewart que empecé a imitarlo y me hicieron hacer eso. Cuando fui a mi primera sesión de grabación, decidieron que no querían que imitara a nadie y casi me cago, porque pensé que iba a perder el trabajo. De un día para otro, querían hacer algo diferente. Por suerte, se me ocurrió algo que les gustó.

Andrews: En algún momento, Glenn y Susie tuvieron la idea de que Tracy no era suficientemente inexpresiva y que realmente querían realzar ese tipo de sonido deprimido. Empezaron a darme casetes con voces alternativas que pensaban que eran mejores, pero al final decidimos contratar un preparador vocal que había trabajado con actores de Broadway.

De izquierda a derecha: Tracy Grandstaff (voz de Daria), John Bowen (editor de sonido), Wendy Hoopes (voz de Quinn, Helen y Jane), Ashley Albert (voz de Mrs. Barch, Tiffany y otros). Foto cortesía de Susie Lewis.

Grandstaff: Me hacían grabar diez tomas seguidas solo para conseguir un tono más plano, un poco más uniforme, un poco más monótono.

Andrews: Incluso el profesor de actuación dijo algo como, "¿qué estamos tratando de hacer, que suene como si estuviera drogada o qué?".

Grandstaff: Hubo un poco de lío pero todo acabó con un "mira, ya está establecida su voz, vamos a seguir así, parece ser el tono correcto".

Lewis: En realidad lo fuimos inventando a medida que avanzábamos. Muchas veces pienso en lo que te piden en un canal hoy en día, donde hay que tener todo planeado, saber lo que está pasando con ese personaje en la cuarta temporada y cuál es la línea argumental.

Disher: El primer par de temporadas alguien dibujaba los bocetos, otra persona los coloreaba y luego los poníamos bajo una cámara y formábamos la película. Luego volvíamos a grabar y lo cortábamos al viejo estilo, utilizando máquinas para cortar y cinta adhesiva y todo eso.

Hartland: Rough Draft Studios en Seúl.

Disher: Si ves las dos primeras temporadas, puedes ver la suciedad en las cintas, o los cambios en el nivel de color. Es horrible debido a la "tecnología" de aquella época, o más bien la falta de ella.

Lewis: Cuando se estrenó el programa empezamos a experimentar dudas. Por supuesto, nos preguntábamos si alguien lo entendería. Pero al día siguiente estaba claro que todo el mundo lo había entendido.

Eichler: Daria se emitía los lunes por la noche a las 22:30, un momento raro para estar en el aire. Pero finalmente, durante un tiempo, fue el programa con mayor índice de audiencia de MTV.

Grandstaff: La temática era lo que me parecía lo más nuevo, incluso en ese momento. Hablaba del patrocinio corporativo en los colegios públicos cuando aparece la máquina expendedora, o cuando sale la revista Jane. No eran temas obvios en algunos casos, pero por ahí iban. Eran un poco más profundos que un "vamos a hacer uno donde Jane y Daria deciden ir a un concierto y conocer chicos".

La oficina de Susie Lewis en MTV. Foto de Susie Lewis.

Hoopes: A medida que avanzaba el programa, Daria se volvió menos defensiva. Y creo que eso era parte de la naturaleza del programa, porque cuando estás en secundaria pasas por muchos cambios emocionales y físicos.

Eichler: El primer año, cuando el programa salió por primera vez, había un montón de fans molestos. El momento en que Daria mostraba cualquier vulnerabilidad, algunas personas decían que ya no era lo mismo de antes.

Grandstaff: Casi hacia el final de la serie, Daria se empezó a fijar en Trent y fue desgarrador. Ella superó el enamoramiento. Trent era cool, pero no suficientemente cool para ella.

Eichler: Al público no le gustó nada cuando tuvo novio. Había al menos un chico que solía escribir comentarios muy detallados en un sitio web. Siempre hablaba bien del programa pero un día nos empezó a odiar. A algunos les interesaba porque estaban pasando por cosas emocionalmente iguales pero otros simplemente decidieron dejar de verla.

Lewis: Terminé mudándome a California después de la cuarta temporada, cuando el departamento de animación se estaba muriendo un poco. MTV quería dejar atrás toda esa programación y fue una lástima.

Hartland: Trajeron a un nuevo ejecutivo que terminó por arruinar las series de animación.

Eichler: Al final habíamos hecho 65 episodios y dos películas de televisión, cada una de las cuales tenía al menos tres episodios largos. No había mucho más que decir, o eso pensaba en ese momento.

Hoopes: La idea de Glenn era que él no quería que se quedaran para siempre en el instituto y ya que estaban creciendo, no estaba seguro de hacia dónde iría el programa. Pero siento que tal vez terminó cuando estaba en la cima, siento que aún había más por descubrir.

Grandstaff: Si todavía estuviera en emisión, esperaría que Daria y Jane hicieran algo juntas, porque creo que esa es la única cosa que todo el mundo esperaba que pasara en los años universitarios.

Eichler: Poco después de acabar con Daria, MTV Animation dejó de existir de todos modos. La animación cuesta mucho más que la televisión real.

Terkuhle: Al igual que con cualquier otra programación, había que alcanzar determinados objetivos y la animación era un poco más cara que algunos de los otros programas. El gusto del público cambió y tuvimos que cambiar con él. Así es el mundo de la televisión.

Andrews: Trataron de traer a Beavis de nuevo en 2011. Estuvo en emisión unas pocas semanas, todo el mundo estaba emocionado, pero la gente a la que le interesaba era ya un público crecidito. Lo cierto es que no pegó entre el público joven. Estuvo en antena durante seis semanas y luego solo dijeron, 'hay que volver a Jersey Shore'.


Este artículo fue publicado originalmente en VICE