Hablamos con la primera condenada por enaltecimiento del terrorismo en Twitter

El Tribunal Supremo pide un año de cárcel para @MadameGuillotine por unos tweets que hizo cuando tenía 21 años. Es la primera vez que el Supremo se pronuncia para este tipo de delitos.

|
18 julio 2016, 7:45am

PERFIL DE TWITTER MADAME GUILLOTINE

"Voló, voló, Carrero voló y hasta las nubes llegó. Ay, Carrero, el primer astronauta español" o "Maderos a la guillotina, ETA mátalos". Son algunas de las frases que María Lluch (alias @MadameGuillotine) publicó durante noviembre de 2012 y agosto de 2014 en su cuenta de Twitter. No imaginaba que dos años después tendría que dar explicaciones a la justicia sobre estos tweets.

Tanto la Audiencia Provincial, que en un principio pidió dos años de prisión, como el Tribunal Supremo, que ahora ha rebajado la pena a un año, coinciden en que estas frases enaltecen el terrorismo y suponen una humillación a las víctimas de ETA.

El Supremo dictó sentencia la semana pasada convirtiéndose así en la primera sentencia de cárcel que emite de este tipo. Consideró que las expresiones emitidas en esta cuenta se enmarcan dentro de un discurso del odio y no están protegidas por la libertad ideológica o de expresión. La detención de María se enmarca dentro de la macro operación "Operación Araña", que ha contado con cinco fases desde noviembre de 2014 hasta abril de este año, y por la que ya se han detenido alrededor de 60 personas por estos mismos delitos.

Hablamos con María Lluch, que ahora tiene 25 años, a propósito de la sentencia.

BROADLY: Desde que la fiscalía pidió dos años de cárcel en enero hasta ahora que por fin se ha dictado sentencia sobre tu caso, ¿cómo ha sido todo este tiempo?
María Lluch: Siempre me he enterado por los medios antes que por mi abogada de la resolución de mi caso.

¿De qué se te acusa exactamente?
Se me acusa de unos 29 tweets que escribí hace dos años. Los tweets son muy variados: aparecen tanto fotos, camisetas que tengo con frases en euskera, una foto con la bandera de euska presoak, letras de canciones de Kortatu y también frases mías. Incluso llega al absurdo de una foto que colgué de una compresa con las alas de Carrero Blanco. Puede parecer que durante dos años todo lo que tuiteé era así, pero en realidad yo tenía una actividad en esta red social muy normal y solo un diez por ciento o menos eran cosas de este estilo.

¿Cómo te identificaron?
Un día que iba a clase me topé con la Guardia Civil y me pidió que me identificara y me dijo que estaba acusada de enaltecimiento al terrorismo y humillación a las víctimas. Yo me quedé alucinada, porque ya habían pasado dos años de lo que había escrito. En ese momento yo era conocedora de la Operación Araña —mi caso se enmarca en la Operación Araña II— así que ya me imaginaba lo que estaba pasando, pero nunca esperas que te pase a ti.

¿Quién está en la parte acusadora? ¿Alguien te denunció o fue la Fiscalía de oficio?
Actuó la Fiscalía de oficio. Los investigadores de la Guardia Civil tienen un buscador que cuando detectan ciertas palabras "salta", por lo que a partir de ese momento me empezaron a investigar. Pero nadie se puso en contacto conmigo ni me ha denunciado. Ni Irene Villa ni la asociación de las víctimas de ETA.

¿Cómo describirías esos tweets que hiciste? ¿Crees que se han malinterpretado o sacado de contexto?
Yo lo describiría como un cúmulo de coincidencias desafortunadas. Por un lado, soy una persona que desde siempre me ha gustado la cultura vasca, la lengua, la música. Y, por otro lado, soy una persona que me gusta el humor negro, veo series como Padre de Familia, y también hago humor negro con mi vida porque me parece que es una forma de reírse de las desgracias. Además, creo que son chistes de la cultura popular que existen desde hace años. No me los he inventado yo.

¿Cuando tu publicaste estos tweets hubo alguna reacción o tuvieron algún impacto?
No, ninguno. Yo tenía en ese momento 700 seguidores.

¿Emocionalmente cómo te ha afectado todo esto?
Por lo general bien, tengo la conciencia tranquila y si he hecho daño a alguien, ya he pedido perdón. Yo no soy mala persona ni deseo la muerte a nadie. Pero desde que todo esto ha salido a la luz, no paro de recibir amenazas a mí y a mi familia. Mis padres no entienden nada. Me he tenido que desactivar Twitter del móvil.

¿Vas a recurrir esta sentencia?
No lo sé. Eso lo tengo que consultar con mi abogada.

¿Crees que la mayor parte de detenidos en el marco de las dos Operaciones Araña se enmarcan en un tipo de ideología muy concreta que tiende más hacia la izquierda progresista?
Pues sinceramente creo que, para ellos, no tiene que ver con una ideología concreta, simplemente con que te pronuncies en varios temas que en este país siguen siendo tabú.

¿Te arrepientes de esos tweets o ha cambiado en algo en tu forma de expresar opiniones en las redes sociales?
A ver, siento que estoy en un dilema, porque para mi no he hecho nada malo, pero sé que pudo ser malinterpretado y ya he pedido perdón por eso. No he cerrado mi cuenta, porque creo que no debo cerrarla, pero la actividad que tenía en esa red social ya no es la misma, sobre todo por el miedo a que se malinterpreten mis opiniones. Pero me fastidia, porque al final no vamos a poder decir nada.

¿Crees que en otro escenario político tu caso se resolvería de forma distinta?
No sé lo que pasaría. Yo creo que mi caso ya está zanjado, pero solo espero que para el futuro no sigan deteniendo de esta forma.