Jennifer Lawrence habla sobre lo que nos espera con Trump

Frente a la presidencia de Trump, la actriz ganadora de un Oscar reflexiona sobre cómo convertir nuestra rabia y nuestro miedo en esperanza.

|
nov. 10 2016, 2:20pm

Photo by Axelle/Bauer-Griffin via Getty Images

¿Es esta la cruda realidad? No importa lo duro que trabajes o lo cualificada que estés porque, a fin de cuentas, no eres un hombre... ¿Es eso lo que acabamos de aprender? Este país fue fundado por inmigrantes y actualmente las únicas personas que se sienten a salvo y cuyos derechos son reconocidos y respetados son los hombres blancos.

Me gustaría ser positiva, quiero apoyar nuestra democracia pero, ¿qué moraleja podemos extraer de todo esto? Esa es una pregunta muy legítima que todos tendríamos que hacernos. No deberíamos buscar culpables, no deberíamos lanzarnos a las calles a protagonizar disturbios. Deberíamos pensar con la mente fuerte y clara qué es lo que debemos hacer a continuación, porque no podemos cambiar el pasado.

Si te preocupa la salud de nuestro planeta, investiga sobre todo lo que puedes hacer para protegerlo. Si te preocupa la violencia racial, ama a tus vecinos más que nunca, sin importar sus creencias o por quién hayan votado. Si temes que se construya un muro que nos mande de vuelta a una profunda recesión, organízate y protesta.

Pero si eres una mujer y te preocupa que, independientemente de lo duro que trabajes o lo mucho que aprendas, siempre habrá un techo de cristal para ti, en ese caso realmente no sé qué decir. No sé qué le diría a mi hija y si yo fuera tú, excepto que tuviera esperanza y que luchara por el futuro.

No dejes que esto te derrote, ¡convierte tus sentimientos en rabia!

Podemos estar tristes porque el presente no es como pensábamos que sería, pero no debemos sentirnos derrotadas. Seguiremos obteniendo educación y seguiremos trabajando el doble de duro que el hombre que se sienta en la mesa de al lado porque sabemos que no es justo. La situación en el lugar de trabajo es injusta, así que nunca te permites un fallo. Y, como ha sucedido con Hillary, es posible que esta estrategia no te funcione.

Pero también como en el caso de Hillary, puedes seguir siendo una inspiración para otras mujeres y lograr hacer cosas importantes. No dejes que esto te derrote, ¡convierte tus sentimientos en rabia! Permite que esto que está pasando sea el combustible que antes no tenías para seguir adelante. Si eres inmigrante, si eres una persona de color, si eres LGBTQ+ o si eres una mujer, ¡no tengas miedo de hacerte oír!