Ilustración de Lia Kantrowitz

Cómo serían en la cama tus parejas ficticias preferidas de televisión

¿Es Homer tan compatible con Marge como con los donuts?

|
jul. 26 2017, 11:27am

Ilustración de Lia Kantrowitz

¿Sabías que Bones se emitió durante seis años antes de que sus protagonistas se acabaran liando? ¿Sabías que Bones se siguió emitiendo seis años más después de eso? Yo lo sé porque me afecta emocionalmente que los personajes se besen. Las relaciones pueden crear o romper una serie de televisión. Todas las temporadas de Friends se centraban en la química sexual de sus protagonistas.

Los creadores manejan la aproximación sentimental de sus personajes de formas diferentes. En Expediente X, Scully y Mulder ni siquiera unieron sus labios hasta la séptima temporada. Quizá la serie esperó tanto porque el debate en torno a la pregunta "¿son pareja romántica o pareja profesional?" era uno de los más encendidos de internet por aquella época.

Te puede interesar: La historia de 'Daria' contada a través de sus creadores

Hablé con varias sexólogas para saber si el amor televisivo está condenado y qué parejas ficticias presentan más probabilidades de tener la mejor química sexual.

"Hay una gran diferencia entre la compatibilidad sexual y la compatibilidad como pareja", afirma Samantha Manewitz, trabajadora social clínica titulada y sexóloga certificada. Manewitz indica que no hay nada de malo en que dos personas compartan una vida sexual intensa sin llegar a tener una relación duradera, "siempre y cuando ambas partes involucradas tengan las mismas expectativas", pero que las relaciones reales y completamente formadas requieren trabajo.

"Todos tenemos una química biológica natural, pero no se consigue una relación duradera solo con la compatibilidad sexual si no hay también comunicación", afirma Amanda Pasciucco, sexóloga certificada por la Asociación Norteamericana de Consejeros en Educación Sexual y Terapeutas Sexuales.

Buffy y Angel

Las banalidades cotidianas de una relación real probablemente habrían hecho que Buffy y Angel rompieran, incluso aunque pudieran tener sexo sin que él se volviera malvado. "Buffy y Angel son ambos proscritos en sus respectivos mundos. Tiene sentido que creen un vínculo intenso entre ellos. Ese tipo de vínculo intenso es algo que puede suceder al inicio de una relación", dice Manewitz.

"Diferentes hormonas se disparan en tu cerebro durante la fase inicial de cortejo". Tu cuerpo se inunda de dopamina y endorfinas cuando alguien te gusta mucho. La sensación es bioquímicamente similar a consumir cocaína. Cuando va desapareciendo esa sensación, es necesario que las hormonas que nos llevan a crear vínculos, como la oxitocina, ocupen su lugar o ambos miembros de la pareja se cansarán el uno del otro. "Puede ser difícil mantener una conexión íntima cuando hay facturas que pagar y calcetines sucios por el suelo", afirma Manewitz. "Mantener una vida sexual activa empieza a requerir trabajo cuando antes no hacía falta el más mínimo esfuerzo".

¿Y qué sucede con emparejamientos de personajes inicialmente antagónicos pero que poco a poco se van enterneciendo y llegan a algo más, como las relaciones Buffy/Spike o Capitán América/Iron Man? Manewitz afirma que todo tiene que ver con los sentimientos que se ocultan bajo la pelea: "No todas las desavenencias se crean igual. A veces un intercambio que parece una discusión es en realidad una declaración encubierta. Es un deseo de lograr cierta intensidad que toma forma de enfrentamiento verbal. Y la consecuencia natural es que los deseos de intensidad se convierten en un intenso y maravilloso encuentro sexual". Si la discusión en realidad oculta una profunda contención, según Manewitz, las parejas "normalmente ven cómo sus vidas sexuales se escapan hacia el olvido".

"En última instancia, desde mi perspectiva, las parejas más unidas, más íntimas y más duraderas son capaces de divertirse, reír y sobre todo mantener la curiosidad", indica Ashley Grinonneau-Denton, de la organización Cleveland Relationship Therapy. ¿Y quiénes son los miembros más intrínsecamente curiosos de nuestra sociedad sino los detectives? No es de extrañar que tantas series de policías metan un episodio tras otro alguna trama de tensión sexual. Ninguna de mis entrevistadas comentó nada sobre el obviamente perfecto emparejamiento romántico de Lenny Briscoe y Reynaldo Curtis en Ley y orden, pero Pasciucco creía que Benson y Stabler de Unidad de Víctimas Especiales realmente podrían haber hecho saltar chispas. "Ambos son apasionados, intensos y con inclinación a las emociones. Creo que sería una pareja sexual increíble", afirma.

Mulder y Scully de "Expediente X"

Pasciucco no lo ve tan claro con Mulder y Scully. "El trasfondo erótico de la personalidad de Mulder lo convierte en una pareja perfecta para cualquiera". Según ella, no consiste tanto en el flirteo prolongado de la pareja como en el hecho de que fue solo David Duchovny quien mantuvo internet en llamas en los 90. "Y añadiría que el actor que interpreta a Mulder también sale en Californication y ahí tiene una conexión de lo más intensa y erótica con su exnovia Karen".

Cuando preguntamos a las sexólogas acerca de cómo serían las vidas sexuales fuera de la pantalla de los personajes de las series, me sorprendí de cuáles eran los personajes cuya química sexual despertó más controversia. No eran Ana y Christian de 50 sombras de Gray, que guardan una estrecha relación con todo lo que estoy hablando. "Ofrezco cursos a médicos no solo sobre cómo distinguir entre BDSM y abuso, sino también sobre cómo evaluar el abuso dentro de las dinámicas BDSM", indica Manewitz. "El de Ana y Christian es uno de los ejemplos a los que más recurro para explicar cómo puede ser el abuso en este tipo de prácticas".

¿La pareja más controvertida de la televisión en el dormitorio? Homer y Marge Simpson.

"Horrible", dice Pasciucco. "Homer está en muy mala forma y le importan más la comida y el alcohol que su pareja. Es increíblemente triste ver cómo prioriza a los demás antes que a su esposa". Es cierto que Homer es conocido por haber antepuesto la cerveza, los bolos, trampear para sacar comida gratis de máquinas expendedoras, convertirse en manager de música country e incluso intentar labrarse una carrera en el mundo del reciclaje de grasa antes que a su esposa. Pero siempre regresa a ella al final.

"El éxito de una relación duradera tiene más que ver con la capacidad de reparar el daño que con cualquier otra cosa", afirma Manewitz. Y lo que es más, los Simpson están constantemente deseando tener sexo el uno con el otro. Marge siempre pide más tiempo para "achucharse", como ella lo llama.

"En sentido literal creo, sobre todo a causa de las constantes payasadas de Homer, que su relación no sería sana", afirma Grinonneau-Denton. "Sin embargo, en una segunda reflexión, sus personalidades complementarias sugieren que su vida sexual en común podría fácilmente ser satisfactoria. Las parejas que son opuestos en muchas cosas a menudo son muy compatibles en el dormitorio. En concreto, a menudo veo que el miembro más bullicioso y extrovertido de una pareja como esta intercambia los roles sexuales en la cama. En este caso, sirviéndome de esta teoría, Marge tendería a tener deseos dominantes mientras Homer tendería a la sumisión".

Piper y Alex de "Orange is the new black"

Al final, el sexo es una interacción de sustancias químicas, emociones y sensaciones físicas entre dos personas (o entre el número de personas que decidan participar). La cuestión es que se trata de algo personal. "Es preciso que les guste el mismo tipo de sexo", explica Pasciucco. Desde luego, esto también significa que los emparejamientos pueden ser percibidos de formas distintas por diferentes observadores.

En lo que respecta a sus favoritos, Pasciucco estaba particularmente interesada en Piper y Alex durante la primera temporada de Orange is the New Black: "Tienen una química sexual totalmente auténtica y sincera desde los primeros episodios de la primera temporada. Es probable que este sea el motivo por el que tienen tantos conflictos en el futuro. ¡Su vida sexual es envidiable!".

La pareja televisiva favorita de Manewitz lleva manteniendo una vida sexual maravillosa desde hace más de 50 años. "Gomez y Morticia de La familia Addams", dice. Y tiene mucho sentido: les gustan las mismas cosas, siempre responden favorablemente a las invitaciones de intimidad del otro y sin duda se comunican muy bien. Incluso en francés.